¿Qué son los aminoglucósidos?

Estos antibióticos se utilizan principalmente para tratar infecciones graves en un entorno clínico.

Los aminoglucósidos son una clase de antibióticos que se utilizan para tratar infecciones graves causadas por bacterias que se multiplican muy rápidamente o son difíciles de tratar.

Los aminoglucósidos se llaman antibióticos bactericidas porque matan directamente a las bacterias. Lo logran impidiendo que las bacterias produzcan las proteínas necesarias para su supervivencia.

Dado que los aminoglucósidos se utilizan normalmente para tratar infecciones graves, suelen administrarse en las venas del cuerpo (por vía intravenosa o IV).

Sin embargo, algunos aminoglucósidos pueden tomarse por vía oral, o como gotas para los oídos o los ojos.

Entre los ejemplos de aminoglucósidos se incluyen:

  • Gentamicina (la versión genérica es sólo intravenosa)
  • Amikacin (IV solamente)
  • Tobramicina
  • Gentak y Genoptic (gotas para los ojos)
  • Kanamicina
  • Estreptomicina
  • Neo-Fradin (oral)
  • Neomicina (la versión genérica es sólo intravenosa)

Advertencias y precauciones

Evite los aminoglucósidos si es alérgico a ellos o a cualquier ingrediente inactivo que puedan contener estos medicamentos.

Además, tal vez quiera preguntarle a su médico sobre los aminoglucósidos si usted:

  • Es alérgico a los sulfitos (a menudo se encuentran en ciertos vinos y frutas secas)
  • Tiene problemas de riñón o de audición, incluyendo problemas de equilibrio y movimientos oculares incontrolables
  • Tiene un trastorno que afecta a los nervios y los músculos, como la esclerosis múltiple o la miastenia grave.
  • Tienen 65 años o más
  • Tiene un recién nacido o un bebé muy pequeño que podría ser tratado por una infección grave con aminoglucósidos

Efectos secundarios comunes

Los aminoglucósidos son antibióticos muy potentes y sus efectos secundarios pueden ser graves, especialmente cuando se toman por vía oral o intravenosa.

La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) ha emitido advertencias de recuadro negro para los aminoglucósidos que se toman por vía oral o intravenosa, señalando los siguientes posibles efectos secundarios:

  • Daños en las estructuras auditivas del oído, lo que resulta en una pérdida de audición
  • Daño al oído interno, lo que resulta en problemas para mantener el equilibrio
  • Daños renales (notados por la presencia de proteínas en la orina, deshidratación y bajos niveles de magnesio)
  • Parálisis de los músculos esqueléticos

Aunque los efectos secundarios y su gravedad pueden variar de una persona a otra, cuanto mayor sea la dosis de un aminoglucósido que reciba, o cuanto mayor sea la duración del uso, mayor será el riesgo de que se produzcan efectos secundarios.

Interacciones con las drogas

No tome aminoglucósidos por vía oral o intravenosa si ya los está tomando:

  • Theracrys (BCG vivo intravesical)
  • Vistide (cidofovir)
  • Zanosar (estreptococina)

Pregunte a su médico sobre los aminoglucósidos si ya está tomando «diuréticos» conocidos como diuréticos de asa, como Lasix (furosemida) o Demadex (torsemida).

Hable con su médico sobre los aminoglucósidos si está a punto de someterse a una cirugía.

Ciertos medicamentos llamados agentes bloqueantes neuromusculares, que a menudo se utilizan para impedir que los pacientes se muevan durante la cirugía, potencian algunos de los efectos secundarios de los aminoglucósidos.

Deja un comentario