¿Qué es un juanete?

Los tratamientos conservadores pueden ayudar a aliviar los síntomas del juanete, pero sólo la cirugía puede corregir la deformidad.

Un juanete, o hallux valgus, es una deformidad física en la que el dedo gordo del pie (hallux) se mueve y apunta hacia el segundo dedo.

Esta deformidad causa un chichón en el borde exterior del dedo gordo.

¿Qué causa los juanetes?

Tal como comenta la clínica especialista en juanetes, los juanetes se desarrollan gradualmente como resultado de la presión en la articulación del dedo gordo.

Esta presión es causada por los cambios en la anatomía del pie, que hacen que una persona desplace el peso de manera desigual sobre los tendones y las articulaciones del pie.

Los juanetes son más comunes en las mujeres que en los hombres, lo que lleva a la creencia generalizada de que son causados por el calzado ajustado (zapatos de tacón alto); pero el calzado por sí solo no puede explicar la afección, según un informe publicado en mayo de 2005 en la revista Clinical Medicine and Research .

Más bien, los zapatos apretados pueden exacerbar el desarrollo de un juanete al mantener el dedo gordo en la posición incorrecta.

Los juanetes parecen ser hereditarios, lo que sugiere que hay una predisposición genética a ciertas formas y estructuras de los pies que conducen a los juanetes.

Las condiciones o situaciones que contribuyen al desarrollo del juanete incluyen:

  • Pies planos, arcos bajos y articulaciones y tendones sueltos
  • Gota, artritis reumatoide y artritis psoriásica
  • Ciertos trastornos del tejido conectivo, como el síndrome de Marfan, el síndrome de Ehlers-Danlos y el síndrome de Down
  • Lesiones en los pies
  • Ciertos trastornos neuromusculares, como la parálisis cerebral y la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth

Síntomas del juanete

Los síntomas de los juanetes incluyen:

  • Dolor en la articulación del dedo gordo, que empeora al usar zapatos ajustados
  • Dificultad para caminar con normalidad
  • Piel inflamada (roja y engrosada) a lo largo del borde exterior del dedo gordo
  • Entumecimiento del dedo gordo del pie
  • Sensación de ardor
  • Callosidades donde los dedos de los pies se rozan

Complicaciones del juanete

Los juanetes empiezan pequeños y crecen con el tiempo si no se tratan. A medida que el juanete crece, se vuelve más doloroso y difícil de caminar.

En los casos más graves, el dedo gordo puede extenderse por encima o por debajo del segundo dedo, posiblemente ejerciendo una presión sobre el segundo dedo que lo empuje fuera de la alineación y contra el tercer dedo.

Si no se trata, un juanete también puede causar:

  • Bursitis, una condición en la que la bursa (un saco lleno de líquido que amortigua los huesos, tendones y músculos cerca de las articulaciones) del dedo gordo se inflama y duele
  • Dedo en martillo, una curvatura anormal en la articulación del dedo
  • Metatarsalgia, una inflamación de la bola del pie

Tratamiento de juanetes

El tratamiento inicial de los juanetes es normalmente conservador y se centra en el alivio de los síntomas. Estas medidas no quirúrgicas pueden incluir:

  • Usar zapatos de punta ancha; tener los zapatos estirados profesionalmente para proporcionar más espacio
  • Usando espaciadores de dedos, férulas para juanetes y almohadillas para juanetes
  • Usar plantillas acolchadas u otros dispositivos ortopédicos que ayuden a distribuir la presión de manera uniforme mientras se camina
  • Evitar actividades que causen dolor, como los deportes
  • Aplicando baños calientes o bolsas de hielo, o tomando antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) – como Advil (ibuprofeno) o Aleve (naproxeno) – cuando el juanete está irritado y es doloroso
  • Inyecciones de cortisona

Es importante señalar que estos tratamientos no pueden corregir permanentemente su deformidad de juanete, según la Sociedad Americana de Ortopedia de Pie y Tobillo (AOFAS).

Cirugía de juanetes

Si continúa experimentando dolor y discapacidad después de probar estos tratamientos conservadores, puede ser necesaria la cirugía.

Hay más de 150 procedimientos quirúrgicos para juanetes, según la AOFAS. Lo que implica el procedimiento depende de la gravedad del juanete.

En el caso de juanetes leves, el cirujano puede realizar una bunionectomía, que consiste en raspar el exceso de hueso en la parte exterior del primer hueso metatarsiano (el hueso del pie justo detrás del dedo gordo) y realinear los músculos, tendones y ligamentos del dedo gordo.

Si su juanete está moderadamente deformado, su cirujano también cortará el hueso cercano a la cabeza del metatarso – la parte superior del primer hueso metatarsiano – para colocarlo en la posición adecuada. El hueso se mantendrá entonces en su lugar con tornillos o clavos mientras se cura.

En el caso de juanetes graves, el cirujano cortará el exceso de hueso de la cabeza del primer metatarso y un trozo de hueso en forma de cuña en la base del primer metatarso.

Su cirujano entonces realineará su hueso metatarsiano y lo asegurará en su lugar con tornillos o clavos antes de corregir sus músculos, tendones y ligamentos.

Deja un comentario